Ángeles Caídos y Vigilantes
English Italiano Deutsch

3.03.2022/17.12.2022

Los Ángeles Caídos

Todo desde el punto de vista de los Antiguos Astronautas y de Paleo Seti

Fuente y introducción

En el Libro de Enoc, los Ángeles Caídos se explican muy bien y en detalle. De hecho, el Libro de Enoc es la fuente original de esta historia. En el Nuevo y el Antiguo Testamento, los Ángeles Caídos sólo se mencionan vagamente. Así, la Biblia puede ser ignorada. En esta página web me ocupo exclusivamente del Libro de Enoc.

erzengel michael, archangel michael, arcangelo michele
El denunciante Arcángel Miguel. No fue muy agradable la forma en que se le escapó al Señor y así traicionó a sus colegas.

Capítulo 6, frases 1-6, El Libro de Enoc

  • 1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas.
  • 2 Los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos".
  • 3 Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: "Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado".
  • 4 Pero ellos le respondieron: "Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente".
  • 5 Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.
  • 6 Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron "Hermon", porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.

  • Capítulo 6, frases 7-8, Libro de Enoc

  • 7 Estos son los nombres de sus jefes:
  • Shemihaza, Samlazaz, quien era el principal y en orden con relación a él,
  • Ar'taqof, Araklba,
  • Rama'el, Arameel,
  • Kokab'el, Kokablel,
  • Taml'el, Tamiel,
  • Ra'ma'el, Ramuel,
  • Dani'el, Danel,
  • Zeq'el, Ezeqeel,
  • Baraq'el, Saraqujal,
  • Asa'el, Afael,
  • Harmoni, Armaros,
  • Matra'el, Batraal,
  • Anan'el, Anani,
  • Sato'el,
  • Shamsi'el, Samsapeel,
  • Sahari'el, Sariel,
  • Tumi'el,
  • Turi'el, Turel,
  • Yomi'el, Jomjael,
  • Yehadi'el.
  • 8 Estos son los jefes de decena.

  • Capítulo 7, Libro de Enoc

  • 1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.
  • 2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron;
  • 3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.
  • 4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos;
  • 5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre.
  • 6 Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella.
  • En el capítulo 7 anterior, se dice que las hijas de la tierra dieron a luz a gigantes de 3000 codos (brazos) de largo. Esto es poco probable, y quizás sea un error de traducción general que se ha repetido varias veces.

    Un brazo o codo es la distancia entre el codo y la punta del dedo corazón de un hombre adulto. Así que alrededor de medio metro. Tal vez el Libro de Enoc original dice algo diferente, que luego fue copiado y mal traducido a mano.

    Me imagino que de 300 a 400 cm. Pero el metro sólo existe desde la Revolución Francesa.

    En el capítulo 7, frase 5, parece que los ángeles tenían que ser vegetarianos. No hay otra explicación.

    Capítulo 8, frases 1-3, Libro de Enoc

  • 1 Y 'Asa'el enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas.
  • 2 Y entonces creció la mucho impiedad y ellos tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.
  • 3 Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces;
    Hermoni a romper hechizos , brujería, magia y habilidades afines;
    Baraq'el los signos de los rayos;
    Kokab'el los presagios de las estrellas;
    Zeq'el los de los relámpagos; -'el enseñó los significados;
    Ar'taqof enseñó las señales de la tierra;
    Shamsi'el los presagios del sol; y
    Sahari'el los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.

  • El soplón

    En el siguiente capítulo 9, frase 4, aparece que después de su acción Semeyasa y su batallón fueron traicionados por los otros arcángeles. Especialmente Michael. No fue bueno cuando Miguel, Uriel, Rafael y Gabriel se convirtieron en delatores. Parece que el Señor ya lo sabía. Tal vez el Señor -como comandante supremo- hubiera dejado pasar algunas cosas, pero ahora, quisiera o no, tenía que dar ejemplo. De lo contrario, podría haber surgido el descontento entre sus generales.

    Capítulo 9, frases 1-8

  • 1 Entonces Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella.
  • 2 Considerando esto, los cuatro fueron y se dijeron: "el grito y el lamento por la destrucción de los hijos de la tierra sube hasta las puertas del cielo".
  • 3 Y dijeron a los santos del cielo: "Es ahora a vosotros a quienes las almas de los hijos de los hombres suplican diciendo 'llevad nuestra causa ante el Altísimo, nuestra destrucción ante la gloria majestuosa y ante el Señor de todos los señores' en cuanto a majestad".
  • 4 Y Rafael, Miguel, Sariel y Gabriel dijeron al Señor del mundo: "Tú eres nuestro gran Señor, el Señor del mundo, el Dios de dioses, el Señor de señores y el Rey de reyes; los cielos son el trono de tu gloria por todas las generaciones que existen desde siempre; toda la tierra es el escabel ante ti para siempre, y tu nombre es grande, santo y bendito por toda la eternidad."
  • 5 "Eres tú quien todo lo ha creado y en ti reside el poder sobre todas las cosas; todo es descubierto en toda su desnudez ante ti; tú lo ves todo y nada se te puede esconder."
  • 6 "Tú has visto lo que ha hecho 'Asa'el, como ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y revelado los secretos eternos que se cumplen en los cielos;
  • 7 y lo que ha enseñado a los humanos Shemihaza, al que tú habías dado la facultad de gobernar sobre sus compañeros.
  • 8 "Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado."

  • La limpieza étnica

    Capítulo 10, frases 1-3, Libro de Enoc

  • 1 Entonces el Altísimo, Grande y Santo habló y envió a Sariel al hijo de Lamec.
  • 2 Y le dijo: "Ve hacia Noé y dile en mi nombre, 'escóndete'; y revélale la consumación que viene, pues la tierra entera va a perecer, un diluvio está por venir sobre toda la tierra y todo lo que se encuentre sobre ella perecerá."
  • 3 "En seguida enseña al Justo, al hijo de Lamec, lo que debe hacer para preservar su alma para la vida y escapar definitivamente, pues por él será sembrada una planta y serán establecidas todas las generaciones".

  • Capítulo 16, Libro de Enoc

    En el capítulo 16, frase 3, se revela que los Ángeles Caídos no conocían todos los secretos de los tiempos primordiales. Esto significa que todavía había un inmenso conocimiento y sabiduría.

  • 3 'Vosotros estabais en el cielo pero todos los misterios no se os habían revelado. No habéis conocido sino un misterio indigno y en el endurecimiento de vuestro corazón lo habéis comunicado a las mujeres y por ese misterio ellas y los hombres han multiplicado el mal sobre la tierra'.
  • Conclusión

    Los ángeles caídos se ocupan principalmente de la sabiduría que se dio ilegalmente a las personas en la tierra. Un conocimiento que estas personas no tenían por qué tener.

    No debemos olvidar a Adán y Eva en el Génesis. Tomaron algo del árbol del conocimiento que les dio sabiduría. Aquí también, el Señor (el Comandante Supremo) se enfureció.

    Sólo en segundo lugar sospecho que se trataba de no transmitir el ADN de los ángeles a los humanos. Tal vez el racismo estaba a punto de surgir incluso en el cielo.